PAISAJEO 2018 ®
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

RE.GREENERATION: Un lugar de transición entre el pasado, presente y futuro de Alepo, Siria. Concurso de ideas: Memory - Regathering Syria

 

Equipo: Flowing Lives

 

Alepo, una de las ciudades más antiguas del mundo, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Ha sido testigo de numerosas dinastías, guerras, imperios y culturas a lo largo de la historia y durante los últimos años, ha sufrido una de las mayores tragedias humanitarias del presente siglo. Tras años de conflicto, violencia e inestabilidad política, la población regresa a la ciudad para reconstruir sus vidas de nuevo. El área de proyecto es en el antiguo recinto del Grand Serail, al lado de la Ciudadela, en el corazón de la zona amurallada de la ciudad. En la actualidad, se encuentra destruido por la explosión de una bomba en un túnel subterráneo.


A través de una lectura transversal de la historia y actual contexto, el objetivo principal es restaurar el carácter esencial de Alepo, restableciendo la conexión entre el territorio y sus habitantes, y valorando todos los procesos históricos que han resultado en lo que hoy caracteriza el espacio de proyecto. Se busca la reapropiación y regeneración del lugar, renovando los ecosistemas perdidos e introduciendo nuevos valores, para rehabilitar el dinamismo de los procesos ecológicos fundamentales de la ciudad.

 

 

El lugar es entendido como un ecosistema, donde la naturaleza y los elementos urbano-culturales conviven e interactúan de forma constante. Por lo tanto, el punto de partida del proyecto es a través de los individuos y su comunidad, donde se encuentran las verdaderas oportunidades de desarrollo; y el verde, encargado de regenerar el espacio roto y de establecer un nuevo paisaje donde respirar, admirar, cooperar y convivir.

 
RE.GREENERATION no pretende ser ambicioso, en términos de diseño o materialidad, ni tener un programa específico y cerrado desde el principio. Por el contrario, busca ser un proyecto orgánico, dinámico, capaz de leer el vacío y adaptarse a los cambios, apreciando el transcurso del lugar, incluyendo sus capítulos más hostiles, y abriendo una oportunidad a lo que está por llegar. 


La metodología del proyecto parte de comprender los elementos que el paisaje ofrece como herramientas de composición. La topografía y sus irregularidades existentes permitirán que el agua fluya, activando la biodiversidad y dando paso a procesos ecológicos de un entorno, en apariencia inerte. Paralelamente, los procesos de sanación psicosociológicos se iniciarán en concordancia con los ciclos naturales. Descubrir nuevos talentos, adquirir nuevas habilidades o tener la posibilidad de abrir espacios de encuentro, basándose en las posibilidades que ofrece el suelo, el agua y el verde; responde a las necesidades iniciales del proceso de recuperación de la ciudad. 

Dentro de la propuesta de diseño, los elementos reminiscentes de la ciudad se integran en el proyecto. La ruina se presenta como el elemento distinguido del paisaje resultante, narradora de historias, crea un imaginario de lo que antes era la ciudad. Al darle valor a la ruina, se  desataca la importancia de respetar el vacío presente como elemento histórico, y a través de la lectura y reinterpretación de la huella del antiguo edificio, la ruina se convierte en el punto de partida y se establece como la vertebradora de la nueva arquitectura. Esta atesora la presencia de lo anterior, transformando el vacío en un edificio de transición, entre los elementos naturales que reclaman su lugar. Se proyecta como un elemento activo, que se irá transformando y adaptando a los cambios que vayan surgiendo en la ciudad y en su población. El pavimento característico del espacio público circundante, entra en el proyecto y se convierte en la superficie unificadora, que combina espacios de encuentro y memoria. 

 

RE.GREENERATION es un proyecto abierto a todos, se abre a la ciudad como un espacio de cambio. La idea principal es fortalecer la cooperación entre las personas, facilitando el intercambio, por lo que se habilitan espacios comunes y polivalentes. Este principio básico de diseño parte de la intención de habilitar áreas donde la comunidad pueda empoderarse para comenzar nuevos procesos de curación, por medio de la reocupación libre del espacio. 


A través de un plan inicial, que se dibuja sobre el croquis del edifico histórico destruido, se abren espacios para talleres comunitarios, salas para terapias individuales y en grupo, espacios de experimentación, para potenciar capacidades individuales. A su vez, una cocina y comedor
comunitarios, salas para actividades culturales, espacios expositivos y de reflexión, la biblioteca y talleres artísticos, buscan revalorizar la comunidad y su cultura. Todos estos espacios se encuentran interconectados con el espacio abierto de jardín y cultivo, que funcionan de espejo del desarrollo y la sanación.

 

 
Otro aspecto determinante en el proceso de diseño, es la revalorización de la cultura local, mediante su entendimiento, se busca reforzar la conexión física y el sentimiento inconsciente de pertenencia e identidad. En relación al paisaje, se recurre a la concepción del agua, como elemento regenerador, que limpia y purifica, o la simbología de algunas especies vegetales, como el Pinus halepensis, icono de la ciudad; como ejemplos de esta selección de atributos culturales. 


Sin embargo, la agricultura es el corazón del proyecto, a través de la concepción del paisaje como instrumento de cambio; se convierte en la principal herramienta de reconexión con la tierra y de comprensión de la amplia red de relaciones simbióticas que existen entre los distintos organismos y su medio. Así, se destinan áreas para la labor de la misma, dentro del proyecto. A través de la agricultura y la producción de alimentos, se restablece no solo la confianza y autosuficiencia de la comunidad, sino que se logra nutrir conexiones sociales perdidas y despertar la empatía, con todas las posibilidades que ofrece el territorio como espacio de exploración.

 

Con el tiempo, el proyecto será transformado y se convertirá en un espacio en el que la memoria histórica pueda convivir y ser narrada por una comunidad saludable restablecida, aunando tradición y cooperación, para reinventar un futuro común y resiliente a los cambios venideros. 


Desde Flowing Lives entendemos el paisaje como una herramienta de cambio social, que permite establecer nuevos modelos de convivencia entre la humanidad y su hábitat. En nuestro proceso de diseño, percibimos el todo como un gran organismo vivo en constante transformación, lo que nos permite establecer nuevas dinámicas culturales en concordancia con los ritmos marcados por la naturaleza, logrando transformar realidades. Leemos el paisaje, no como un lienzo vacío, sino como un escenario lleno de elementos, valores ecológicos y vínculos entre organismos. A través del desarrollo de nuestra idea de paisaje, buscamos generar realidades y soluciones adaptables. Consideramos también, la labor de divulgación fundamental para enfrentar realidades desde diferentes perspectivas; para facilitar que la sociedad pueda actuar en soluciones correlaciónales y propuestas integrales cohabitando el entorno.

 

Texto e imagenes: Flowing Lives

Instagram: @flowinglives
 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload