PAISAJEO 2018 ®
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

SERRANIA DE CHIRIBIQUETE - UN PAISAJE INEXPLORADO

 

Entre los departamentos de Guaviare y Caquetá, se encuentra uno de los parques nacionales de selva húmeda tropical más grande del mundo. Un refugio de biodiversidad de 4.268.095 de hectáreas que lo convierten en el área protegida más grande de los 59 parques naturales de Colombia.

 

Expertos consideran este mágico lugar como la “Capilla Sixtina de la Amazonía”, debido a que ha servido de refugio a gran cantidad de especies desconocidas y grupos indígenas aislados. Un lugar deslumbrante que fue reconocido por la UNESCO como patrimonio mundial mixto. Es decir, que su riqueza natural y su riqueza cultural son de inmenso valor para la humanidad.

 

 Fuente: Parques Nacionales Naturales de Colombia

 

 

En lengua Carijona, Hoto o Huake (familia indígena del bajo Yarí), Chiribiquete significa “Cerro que dibuja pinturas” pero este extraordinario lugar no solo es cerros, también es selva, biodiversidad, belleza y en general vida.

 

Chiribiquete es un lugar unció por donde se le mire, llegando a ser considerado como uno de los pocos lugares inexplorados del planeta. Puede ser el fin del mundo pero también es un paraíso y un relicto de vida. Para los indígenas que se ubicaron en el gran Chiribiquete, los mitos son el significado de sus territorio, escenarios en los que los espíritus protectores de la selva se mueven libremente y en donde los ancianos más experimentados tienen un contacto inmortal con cada una de las especies que habitan en este lugar.

 

Allí la dinámica natural y la vida transcurren bajo su propia temporalidad, entre ríos de diversos tamaños y caudales, vegetación indescriptible y la cosmovisión de culturas que no han tenido contacto con la civilización. Un lugar en el tiempo se detuvo ante el desarrollo del hombre con su tecnología y sus ciudades llenas de concreto y contaminación.

 

Fuente: Periódico El Heraldo

 

Hacer una lista de su riqueza natural es una labor infinita, debido a que es tal su grado de abundancia y biodiversidad que cada vez que una misión científica lo visita, encuentra una nueva especie animal o botánica. Los ecosistemas del parque son muy diversos y exuberantes. Ríos, cascadas, cuevas, lagunas, humedales y selvas, componen el paisaje de este paraíso natural. Los humedales, albergan gran cantidad de especies de fauna y flora. Ubicados en las llanuras aluviales, ciénagas y bosques inundables de las cuencas de los ríos Apaporis, Caguán, Caquetá, Putumayo y Amazonas. Por su parte el parque cuenta con muchas especies vegetales, que se localizan en formaciones correspondientes a bosques inundables, bosques de tierra firme, sabanas naturales de arena blanca, afloramientos rocosos y arbustales - Todo dentro del gran bioma de bosque húmedo tropical. En su interior se han llegado a registrar 708 especies de plantas únicas en el mundo, 30 de mamíferos, 410 de aves, 53 de anfibios, 41 de reptiles, 78 de arácnidos, 293 de mariposas y 216 especies de peces. Muchas de las cuales se encuentran en peligro de extinción.

 

Los tepuyes o grandes cerros que abundan en Chiribiquete, son formaciones geológicas consideradas de las más antiguas del planeta y hacen parte del escudo Guyanés; las rocas más antiguas del planeta.

 

Fuente: WWF

 

 

Aunque técnicamente El Estadio es un “tepuy”, su forma se destaca entre las demás por su increíble y deslumbrante belleza, tamaño y forma. Un inmenso agujero tallado en una meseta circular, con una gran entrada natural. Debido a este relativo aislamiento, “El Estadio” alberga especies únicas nunca antes vistas, cuya flora puede llegar a los veinte metros de altura.

 

El tepuy conocido como La Mano, también llamada Marmita Gigante, es un hoyo semicircular cuya riqueza y biodiversidad es de la misma magnitud de la del Estadio. Sin lugar a dudas, estos espacios son arcas que han conservado y preservado en buena medida la gran exuberancia natural de la región amazónica en Colombia y América.

 

Según muchos expertos Chiribiquete es el punto nodal a partir del cual se pobló Sudamérica, hace varios miles de años. Este lugar sirvió de base para muchas tribus indígenas y testimonio de ello son sus petroglifos. En los gigantescos tepuyes grabaron su mitología historias y vidas, muchas de las cuales dibujadas en sitios y alturas de difícil acceso. Descifrarlas ha permitido interpretar el conocimiento sobre las prácticas y los rituales de sociedades indígenas cazadoras y recolectoras logrando conectar nuestro origen con varias regiones y grupos del continente.

 

Fuente: Colprensa - MinCultura

 

 

Estos petroglifos según los expertos son las pinturas rupestres de mayor antigüedad del continente. Algunas son hiperrealistas y tienen más de veinte mil años de antigüedad. Principalmente relatan temas religiosos plagados de animales, ritos y visiones chamánicas.

 

Lo más impresionante de ello es que hay algunos grupos indígenas que han preferido no ser contactados voluntariamente, los cuales continúan pintando y habitando la espesa selva Chiribiquete. Esta riqueza antropológica y artística, así como la presencia de las tribus que habitan la zona hacen de Chiribiquete un punto clave para la cultura de la humanidad.

 

Por tratarse de un completo tesoro planetario fue declarada como patrimonio de la humanidad, convirtiéndolo en una joya preciosa que pasó de dos millones de hectáreas de extensión a cuatro. En los años ochenta, Chiribiquete ni siquiera aparecía delineado en los mapas. Fue declarado Parque Nacional en 1989. Más que la declaratoria, durante tres décadas, fueron el silencio y el aislamiento lo que lo protegieron.

 

Durante más de 30 años estuvo bajo el control de Pablo Escobar y recientemente por la guerrilla de las FARC; hecho que lo mantuvo en la incógnita y hacía imposible su exploración. Y hasta el día de hoy se mantiene como uno de los territorios más inexplorados del mundo.

 

 Fuente: Parques Nacionales Naturales de Colombia

 

Con la declarado patrimonio natural de la humanidad se pensaba que iba a significar mayor protección de las áreas de selva, pero por el contrario se ha convertido en el principal enemigo de la región. Hoy en día está en crisis, responde a dos cosas: por un lado, la cantidad de turistas que ha llegado al lugar sin tener presente lo que este escenario ha significado en términos sagrados, para las comunidades indígenas y desconociendo la importancia para el equilibrio del ecosistema.

 

Mientras que el turismo de aventura sueña con colonizar los altos de la serranía y llenar el parque de caminos, atracciones, campings y hoteles, para los ambientalistas la imagen de los turistas prendiendo fogatas, contaminando los ríos y grafiteando corazones en las pinturas indígenas, es su peor pesadilla.

 

No solo es el miedo de que su arte rupestre sea arrancado, pintado o rayado por los turistas (como ya ha pasado en otros sitios, sino que la presencia de visitantes puede afectar los rituales indígenas que se siguen haciendo en el lugar.

 

Por ahora, la decisión de Parques Nacionales es limitar la afectación del turismo permitiendo solo el ingreso aéreo a Chiribiquete, con permiso de la entidad que atraviesa todo el parque con 11 sitios de interés turístico a visitar (tepuyes, las quebradas, paredes con pinturas, entre otros). Así, no solo se conserva el ecosistema, sino que no se afectan a los indígenas aislados o a las expresiones pictóricas.

 

Tras la firma del Acuerdo de paz y la salida de las guerrillas de esta zona, empresarios ilegales han comenzado a explotar y deforestar la zona para la comercialización de madera.

 

 Fuente: Revista Semana

 

La deforestación es causada por una suma de factores como las carreteras legales e ilegales, cultivos, ganadería, colonos y un mercado de tierras que está creciendo; por lo que se necesita atención inmediata.

 

El control y la presencia del Estado para garantizar un desarrollo ordenado y sostenible son esenciales para la salvación de la Amazonía. El diagnóstico de lo que puede suceder en términos ambientales si no hay un esfuerzo del sector público es más que evidente. A ello se le suman las graves crisis sociales, económicas e ilegales.

 

Con la situación actual de crisis es muy posible que la Serranía de Chiribiquete desaparezca en menos tiempo del que nos imaginamos y con él un ecosistema natural de gran importancia y uno de los núcleos culturales de nuestras tradiciones ancestrales.

 

Artículo: Eduardo Figueroa. H ©

 

Bobliografía

 

https://www.colombia.com/turismo/sitios-turisticos/amazonas/atractivos-turisticos/sdi459/83839/parque-nacional-natural-serrania-de-chiribiquete

 

https://www.elmalpensante.com/articulo/3901/chiribiquete

 

http://www.guiasybaquianos.com/blog/asi-chiribiquete-nuevo-patrimonio-la-humanidad

 

http://www.colombiaoculta.org/destinos-colombia-natural-1/chiribiquete

 

http://blog.redbus.co/turismo-y-aventura/parque-nacional-natural-serrania-chiribiquete/

 

http://www.parquesnacionales.gov.co

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload