PAISAJEO 2018 ®
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

ÁRBOLES MONUMENTALES - GIGANTES EN PELIGRO

A menudo, cuando se trata de temas medioambientales, solemos centrar nuestra atención en especies animales o en ecosistemas en peligro, dejando muchas veces al margen al organismo vivo más grande y alto de la tierra: el árbol.

 

A pesar de ser la base de los ecosistemas y jugar un papel fundamental en nuestro planeta, la acción humana con la tala indiscriminada, la degradación de los ecosistemas y el cambio climático, está acabando con los ejemplares más altos y longevos de la tierra. Aunque aún se conservan algunas especies de estos árboles milenarios, solo unos pocos han logrado prolongar su crecimiento durante siglos, hasta alcanzar los 50 o incluso 115 metros de altura como es el caso de la gigantesca secuoya roja.

 

Dentro de esta categoría de árboles considerados como los más altos y longevos del planeta LOT (Large Old Trees), se encuentra la Secuoya Roja (sequoia sempervirens), la Sequoya gigante americana (Sequoiadendron giganteum), el Fresno de Montaña (Eucalyptus regnans), el Toog (Petersianthus quadrialatus), el Abeto y el mágico Baobab Africano.

 

Son varios los estudios que evidencian el declive de estos antiguos y gigantescos árboles. En el 2013, investigadores lograron demostrar que en el Parque Nacional del Yosemite localizado en California - EE.UU, hogar de las gigantescas Secuoyas y otras especies como el Pino Real Americano, que supera los 70 metros de altura, se había reducido su población en un 25% desde los años 30 del siglo pasado. De igual manera se pronostica que de continuar las alteraciones ambientales, el árbol floral más alto del mundo conocido como Fresno de Montaña Australiano, pasará de tener una proporción de 5,1 árboles por hectárea a tan solo 0,7 en el 2070.

 

Estas especies son particularmente susceptibles a las sequías, pero la tala indiscriminada en muchas zonas del planeta y el cambio climático, han acelerado fuertemente su declive. Las variaciones en la temperatura de la tierra, modifican el rango ideal para el crecimiento y desarrollo de estas especies, provocando que los ejemplares más jóvenes no logren alcancen la altura y edad de sus antecesores.

 

La desaparición de estos gigantes generaría múltiples efectos en cadena, ya que cumplen una función clave en los diversos ecosistemas donde se encuentran, las cuales no logran suplir los árboles más pequeños. Un claro ejemplo de esto es el Fresno de Montaña, cuyas cavidades son el hábitat de unas 40 especies de vertebrados. Además, la extinción tanto de pequeños como de grandes árboles, ha puesto en grave riesgo la conservación de al menos 500 especies de aves, mamíferos y anfibios.

 

 Fuente:  https://www.nationalgeographic.com.es/aventura/grandes-reportajes/el-gigante-del-bosque-2_6722/1 - Foto: Michael Nichols

 

 

 

 

 

 

 

Los descomunales árboles almacenan grandes cantidades de carbono, liberan altas proporciones de humedad a la atmósfera ayudando así a mantenerla cubierta de nubes y lluvias. Al ser tan grandes, tienen múltiples cavidades que proporcionan hogar a distintas especies y son proveedores de flores y frutas que sirven de alimento para los animales.

 

Existen decenas de razones para salvar a los LOT, por lo que es fundamental asegurar su conservación en el tiempo. Estos árboles han sobrevivido durante miles de años y es responsabilidad de todos que sigan existiendo. La tala indiscriminada y el cambio climático se ha convertido en un problema global, por lo que es necesario generar y endurecer las políticas que contribuyan a su protección y conservación.

 

Si bien muchas de estas medidas le competen a los gobernantes y organizaciones mundiales, cada uno de nosotros puede aportar un granito de arena. Toda gran acción empieza con una pequeña iniciativa, por lo que si la lleva a cabo la suficiente gente, puede significar un cambio representativo en el planeta.

 

Aquí te dejamos algunas acciones que puedes poner en practica

 

Deforestación

  • Participa en organizaciones por la conservación natural.

  • Compra productos ecológicos.

  • Reutiliza las hojas de papel y usa papel reciclado.

  • Elige el modo virtual antes que la documentación en papel.

  • Participa en jornadas de siembra de árboles.

 

Cambio climático

  • Separa la basura, recicla y reutiliza.

  • Ahorra energía. 

  • No abuses de la calefacción en inverno y del aire acondicionado en verano.

  • Desenchufa el cargador del móvil cuando no lo uses.

  • Ahorra agua.

  • Consume alimentos bajos en carbono, poco procesados, de temporada y de origen local o cercano.

  • Evita el uso de embalajes excesivos en tus compras.

  • Usa el vehículo solo lo estrictamente necesario. Intenta siempre utilizar métodos alternativos como caminar, andar en bicicleta o en transporte público.

  • Adopta el uso de energías renovables.

 

Texto: Jaime Rueda ©

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload