PAISAJEO 2018 ®
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

EL DESCOMUNAL DESIERTO DE LA TATACOA | Huila Colombia

 

Colombia es considerado como uno de los países con mayor biodiversidad del planeta. Su territorio alberga desde paradisiacas playas e imponentes nevados, hasta manglares y descomunales desiertos.

 

Un ejemplo de sus maravillosos paisajes es el denominado Desierto de la Tatacoa, localizado en proximidades de la zona urbana del municipio de Villavieja, al norte del departamento de Huila, entre el río Magdalena y la cordillera Oriental.

 

Después de la península de la Guajira, La Tatacoa es considerada como la segunda zona árida más extensa de Colombia y uno de los escenarios naturales más atractivos del país, siendo declarado en el año 2008 como “Parque Natural Regional”, llevandolo a convertirse en área protegida.

 

El Valle de las Tristezas, como lo llamo el conquistador Jiménez de Quesada en 1538, por los rastros de deterioro que observó en el paisaje, debe su nombre a las serpientes de cascabel como son conocidas en esta zona del departamento, a diferencia de otras regiones del país, donde se le llama Tatacoa a una culebra inofensiva de color negro. 

 

 

La Tatacoa no es propiamente un desierto sino un bosque seco tropical, compuesto por imponentes formaciones geológicas, que le dan vida a este descomunal paisaje de acantilados y barrancos erosionados, en el que se mezclan los colores rojisos (sector del Cuzco) y grisaceos (zona de Los Hoyos), con algunas pinceladas de verde generadas por los cactus.

 

Las misteriosas formaciones de composicion arcillosa, labradas por el viento y las riadas violentas producidas durante el invierno, generan un paisaje de cárcavas laberínticas de hasta 20 metros de profundidad, brindándole a los visitantes multiplicidad de visuales y efectos.

 

 

Esta particular región de aspecto fantástico y llena de contrastes, es habitada por algunas familias que se dedican al pastoreo de cabras y ganado vacuno, obteniendo el agua de moyas que cavan en la tierra, debido a las condiciones extremas del terreno.

 

Una de las zonas más visitadas de la Tatacoa es sector de “El Cuzco”, que se destaca por sus suelos de color rojizo. Las fuertes tonalidades son causadas por los altos contenidos de óxido en el suelo, asi como las franjas blancas son formadas por la presencia de calcio y zinc. Cada franja de color rojizo y blanco, indican diversas eras geológicas, que han llevado miles de años para su formación.

 

 

En contraste con las tonalidades de “El Cuzco” esta el sector de “Los Hoyos”, caracterizado por sus tonalidades grisáceas y adornado con estoraques, que generan la sensaciòn del gigantesco fondo marino, lleno de grietas por descubrir.

 

Debido a las caracteristicas actuales del lugar, existe mucha erosión y relativamente poca vida vegetal y animal. Predomina la vegetación xerofítica, donde la familias más destacada son las cactáceas (cardón, pitahaya roja, arepo, cabecenegro). Las plantas se han adaptado a las condiciones climáticas extremas, desarrollando raíces horizontales hasta de 30 metros y raíces verticales de 15 metros de profundidad para obtener el agua.

 

 

En cuanto a especies animales se destacan las arañas, los escorpiones, las serpientes de cascabel, las águilas, los lagartos y las comadrejas.

 

Según los estudios realizados en la region, la Tatacoa durante el Período Terciario fue un hermoso jardín con miles de flores y árboles, que poco a poco se ha ido secando hasta convertirse en el desierto que conocemos en la actualidad.  Debajo del suelo erosionado tupido de cactus y arbustos espinosos, existen depósitos de flora y fauna, correspondiente a diversas épocas y periodos geológicos. Los fósiles encontrados han llevado a plantear la teoria que para albergar y mantener tal diversidad de fauna, este territorio debió tener una flora exuberante, diversificada en especies y estratos arbóreos. 

 

 

Al caer el sol el azul del cielo se transforma, adquiriendo tonalidades rojizas que enmarcan el paisaje y resaltan los pliegues de los gigantescos montículos, generando un espectáculo lleno de colorido y texturas.

 

Como si no fuera suficiente con el  paisaje surrealista, la Tatacoa es un lugar privilegiado geograficamente, debido sus condiciones atmosféricas, ideales para observar la bóveda celeste al caer la noche. En la zona hay dos observatorios astronómicos en los que se brindan charlas educativas sobre los astros. Constelaciones, lluvias de meteoros y muchos otros fenómenos más, son los actores estelares de las noches estrelladas de la Tatacoa.

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload