PAISAJEO 2018 ®
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

MUELLE DE LAS ALMAS - INTERVENCIÓN EN EL PAISAJE | Chile

"Cuenta la leyenda que en Punta Pirulil – para pasar al Mas Allá, las almas

debían subir hasta lo más alto del acantilado y gritar pidiendo "¡Balseo!".

A este llamado acudía un misterioso balsero Tempilkawe (Ser mitológico

asociado a la cultura Huilliche), quien en las noches oscuras debía

llevarlos hasta el mundo espiritual que hay en la otra orilla.”

 

 

El Muelle del Alma o “Kuy Kuy Tempilkawe”, es una sencilla pero llamativa intervención, inmersa en el vasto y majestuoso paisaje de Punta Pirulil (Cucao - costa occidental de la Isla Grande de Chiloé, Chile), cargada de historia y simbolismos de la cultura local.

 

La obra construida en el año 2005, es el resultado de la interpretación hecha por el artista Marcelo Orellana, basándose en la leyenda Mapuche del Balseo de las almas. El objetivo del artista era darle vida a la antigua leyenda a través de un objeto, que al implantarse en el paisaje y mediante la experiencia, contara la famosa historia a todo aquellos que llegaran hasta el remoto lugar.

 

Las condiciones geográficas y climáticas de Chiloé, hicieron que la isla estuviera durante mucho tiempo aislada culturalmente del resto del territorio chileno; lo que fortaleció la cultura local y promovió la creación de múltiples relatos, que recreaban la visión y forma de pensar de los pueblos originarios del sur de Chile.

 

Cada detalle de la obra fue pensada cuidadosamente por el artista, para poder contar la leyenda de manera creativa y basándose en la experiencia - El muelle se eleva hacia el cielo invocando al más allá - su figura curvada recuerda el oscilar de las almas y sus gritos desesperados al balsero - la forma cónica hacia el extremo, hace referencia a la soledad del camino de la muerte - la pendiente más abrupta hacia la punta invita a los visitantes a completar el paisaje, sugiriendo que no se trata de un muelle; sino de un puente cuya extensión está en nuestro imaginario y solo se completa si realmente lo queremos cruzar.

 

La sencilla intervención construida en madera, de estructura portante, similar a la de los palafitos utilizados en las edificaciones típicas de la Chiloé y recubierta por un deck; se ha convertido en un referente del sur de Chile, capaz de potenciar el lugar, transmitiendo las tradiciones orales y dejando atrás la noción de aislamiento cultural y geográfico en el que se encontraba la isla, con respecto al territorio continental.

 

Con la obra el artista logro situar al hombre en una posición de contemplación, que lo hace valorar lo tangible e intangible del maravilloso lugar donde se encuentra. Sin duda un gran ejemplo de cómo el arte, la cultura, el paisaje y las tradiciones, se unen para darle vida a una leyenda, que continuara viva para las futuras generaciones.

 

Texto: Carlos Lince ©

 

Imágenes: Edna Rojas  Carvallo ©

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload