PAISAJEO 2018 ®
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

CANAL DE BEAGLE - UN PAISAJE DEL FIN DEL MUNDO | Tierra del Fuego Argentina

El Canal de Beagle, localizado en el mar austral de Tierra del Fuego, es un estrecho o paso marítimo natural de 280 km que se extiende en dirección este-oeste, comunicando las aguas de los Océanos Pacifico y Atlántico. Sus aguas se distribuyen entre Argentina y Chile emplazándose sobre sus costas la ciudad de Ushuaia en Argentina y Puerto Williams en Chile.

 

El recorrer sus aguas es una experiencia fantástica que muchos quisieran realizar pero que pocos tiene la oportunidad de cumplir, por el hecho de encontrarse en uno de los lugares más lejanos del planeta, o como lo denominan algunos: “el fin del mundo”. El clima, el relieve, la flora, la fauna y el imponente mar, se mezclan para crear una atmósfera única, que pareciera salida de una película de ciencia ficción.

 

 

En cada época del año el lugar adquiere su propia belleza - En el invierno las montañas nevadas, la lluvia, el fuerte viento y el mar agitado, le dan un toque aterrador y oscuro. El otoño le otorga un gran colorido y un sinfín de tonalidades a los bosques y la vegetación presente en las islas. En el verano la tranquilidad de las aguas, el sol y el cielo despejado, permiten apreciar más a fondo el entorno y tomar bellas postales.

 

 

Diariamente diversos tipos de embarcaciones parten desde el puerto de la ciudad de Ushuaia, para navegar por sus aguas y recorrer las islas, disfrutando del imponente paisaje y experimentando el contacto directo con la flora y fauna del lugar. Los itinerarios más comunes tienen una duración que varía entre dos y cuatro horas, tiempo en el cual se realizan paradas en las Islas de Álica, los Pájaros, los Lobos, Bridges y el Faro Les Eclaireurs. Si bien estas islas e islotes se encuentran en una región que se caracteriza por sus grandes bosques; la acción del fuerte viento impide el crecimiento de árboles, predominando mayormente los arbustos, pastizales y turberas.

 

A medida que la embarcación avanza y se aleja de la ciudad, inicia la aventura adentrándose en el turbulento e imponente mar para descubrir las maravillas que este lugar guarda. La embarcación llega hasta la isla de Los Pájaros, rodeandola permitiendo apreciar muy de cerca gran cantidad de cormoranes reales e imperiales sobrevolando la zona o apoyados sobre tierra firme, permaneciendo agrupados y tranquilos, acostumbrados a la presencia de los visitantes.

 

 

Los cormoranes son una especie de aves acuáticas de plumaje negro brillante que cubren la mayor parte de su cuerpo, a excepción de su de vientre blanco y patas rosadas, de gran parecido a los pingüinos. La isla de características rocosas, con poca presencia vegetal; de tonalidades grisáceas, cafés y verdes, producto de las condiciones naturales y los desechos de los animales que en ella habitan.

 

 

Transcurrido un rato en este punto continua el recorrido a la Isla de los lobos de características similares a la anterior en cuanto vegetación y colorido se refiere. En esta se encuentran ejemplares de lobos marinos de las especie de un pelo y dos pelos distribuidos en pequeños grupos, quienes descansan cómodamente a pesar de las olas, el fuerte viento y el frío extremo. Los lobos marinos de dos pelos se diferencian de los de la especie de un pelo, en que estos poseen dos tipos o capas de pelaje, en donde los más externos son largos gruesos y brillantes, mientras que los internos son más lanosos, densos y delgados.

 

 

La siguiente parada es una pequeña isla ligeramente más rica en cuanto a cobertura vegetal, con algunas turberas y algas, donde se emplaza el faro Les Eclaireurs. Se trata de una torre de ladrillo, pintada con dos franjas rojas y una blanca que remata con un foco en la parte superior. El faro fue construido a principios del siglo XX, convirtiéndose con el tiempo en uno de los símbolos más representativos de la ciudad de Ushuaia.

 

 

La última parada es realizada en la denominada isla Bridges, en donde a diferencia de las tres anteriores los visitantes pueden descender del barco para realizar una pequeña caminata, permitiendo apreciar más de cerca la flora y fauna del lugar. De todos los puntos del recorrido, esta es la que cuenta con mayor cantidad de riqueza en cuanto vegetación se refiere, predominando los arbustos y pastos, de multiplicidad de tonalidades y tamaños, dentro de los que sobresalen especies como Cachiyuyo, Calafatillo, Campanilla, Chaura en flor, Chaura, Liquenes, Murtilla y Siempre Viva, entre otras. El recorrido inicia en la parte mas baja de la isla donde llega el barco y a medida que se va avanzando se puede ascender hasta una pequeña cumbre desde donde se obtiene una vista de 360° del lugar.

 

 

De vuelta al barco y después de permanecer en la isla por alrededor de media hora, los visitantes van de regreso al puerto de la ciudad de Ushuaia, llenos de buenas postales e imágenes imborrables, disfrutando de un chocolate caliente con galletas, para entrar de nuevo en calor mientras comparten la experiencia de haber visitado el fin del mundo.

 

Texto e imágenes: Carlos Lince ©

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload