ZOOLÓGICOS HUMANOS – Historia de un pasado aterrador




Paradójicamente hemos relegado a la fauna, construido zoológicos y sometido animales, pero ahora ellos estas libres y nosotros encerrados, viviendo lo que hemos hecho con ellos durante siglos. Nos sentimos agobiados por el encierro pero no lo veíamos de la misma manera cuando estábamos afuera y ellos adentro.


Quizás todo esto nos ha hecho reflexionar sobre la forma en que nos hemos comportado no solo con los animales, sino también entre nosotros mismos. Si indagamos en la historia no solo hemos sometido animales sino también personas; así como han existido los zoológicos de animales, también existieron los zoológicos humanos, en donde encerraban a los que consideraban diferentes, extraños o "monstruosos".


Moctezuma II enseñándole su zoológico a Hernán Cortés - Fuente: YouTube - www.lavanguardia.com


Uno de los primeros antecedentes de los zoológicos humanos tiene origen en México, donde Moctezuma conformo una “colección”, en la que además de animales importados de diversas latitudes, también exhibía personas poco comunes para él, tales como albinos, jorobados y enanos(1).Para Moctezuma se trataba de seres extraordinarios que valía la pena catalogar, coleccionar y mostrar en sus reuniones importantes, para la entretención y diversión de sus invitados.


Alrededor del mundo existieron diversos zoológicos que encerraban “criaturas” cuya fisionomía no era la habitual, cuya piel no era blanca, o que tenían facciones diferentes. En el siglo XVI, el cardenal Hipólito de Médicis tuvo una "colección" de personas de varias etnias como indios, moros, turcos y africanos; mientras que en la antigua Roma eran exhibidas personas que traían amarradas y enjauladas, generales victoriosos que llegaban de sus conquistas(2).


Cartel publicitario Zoológico humano - Fuente desconocida


Seres humanos provenientes de pueblos perseguidos de todo el mundo, eran llevados a las principales capitales europeas, sometidos y persuadidos en el mejor de los casos, para que firmaban injustos contratos que los harían vivir en jaulas. Sus “dueños” los exponían en coloridos carteles anunciando al público el particular espectáculo. Países como Alemania, Bélgica Italia, Inglaterra, España y Francia, exponían una cruel forma de entretención dominical, para un público que pagaba por ver lo que ellos consideraban como exótico, salvaje o inferior. Se exponían aborígenes australianos, africanos, esquimales e indígenas de Sur América, en donde por lo general las jaulas más concurridas eran las de personas negras traídas del África(3). Quienes asistían les lanzaban toda clase de alimentos, mientras comentaban sobre su fisonomía y los comparaban incluso con primates.


En Oslo Noruega en 1914, existió un pequeño pueblo donde la gente podía admirar personas provenientes de África como parte de su “exposición”(4). Con motivo del primer centenario constitucional, abrió durante cinco meses un pueblito conocido como Villa Congo, al cual asistieron más de un millón de personas para contemplar el “espectáculo”.


Fuente desconocida - La mujer y el guardián: en la jaula del zoológico humano


Pero sin lugar a uno de los episodios más bochornosos se desarrolló en 1958 cuando se inauguró la Exposition Universelle et Internationale de Bruxelles, la cual pretendía mostrar al mundo ideas de fraternidad, equidad e innovación para un futuro próspero. Mientras que muchos países llevaron inventos que pretendían cambiar el mundo, Bélgica, hizo una exhibición de comunidades africanas. Familias enteras de las que hacían parte mujeres y niños, fueron encerradas entre rejas de bambú, mientras la gente se acercaba para acariciarlos y darles de comer. Se dice que la exhibición fue visitada por más de 41 millones de personas y ni una de ellas se alarmo ante la muestra de racismo que se estaba generando(5).


Fuente desconocida - Niña del Congo en la Exposición General de Bruselas de 1958


Los Indígenas de Sur América no se salvaron de la crueldad, muestra de ello fueron 11 Kawésqar, (grupo proveniente de la zona Austral de Chile), quienes fueron llevados en 1881 hasta París para ser exhibidos en el “Jardin d'Acclimatation”. Luego de París la gira continuo hacia Berlín donde fueron expuestos durante tres semanas, tiempo en el cual se alojaron en el recinto de las avestruces(6). Camino a Zúrich murió una de las mujeres y la salud del resto del grupo estaba tan frágil, que debieron cancelarse todas las presentaciones en Suiza y enviarlos de regreso a Punta Arenas.


En 1889 para la conmemoración del centenario de la revolución se realizó en París una Exposición Universal y en el marco de la celebración de "igualdad, fraternidad y libertad", fue exhibida una familia de indígenas selknam, (pueblo amerindio que hasta principios del siglo XX vivía en el norte y centro de la isla Grande de Tierra del Fuego). Se dice que los indígenas fueron raptados y llevados atados con cadenas hasta Francia para ser presentados como caníbales tras las rejas(7).


Selknamllevados a París por Maître en1889. - Fuente: Wikipedia


Todas las tardes les arrojaban carne cruda de animales y eran mantenidos en deplorables condiciones de higiene, para que tuvieran la apariencia de salvajes. Ante el inhumano trato se empezó a exigir la liberación y posterior retorno a su lugar de origen. Fue tal la presión que se canceló la gira por Inglaterra y fueron dirigidos directamente a Bélgica, donde solo siete lograron llegar con vida y para exhibidos en el Musée du Nord, el cual ofrecía una amplia variedad de atracciones, que incluían obras de teatro con actores enanos(8). Los siete selknam fueron encarcelados por la policía belga y tras el reprochable episodio, el grupo de indígenas volvió a Inglaterra desde donde fueron embarcados de regreso a Tierra del Fuego.


Con la llegada de las dos guerras mundiales nació un fuerte sentimiento anticolonial, el cual género que los zoológicos humanos perdieran gradualmente su popularidad. Luego de la Segunda Guerra Mundial y con La Declaración Universal de Derechos Humanos, se prohibió este tipo de comportamientos que atentaba contra los derechos fundamentales de las personas, sin importar su raza. En la década de los 90, se intentó crear en Francia una “ciudad africana”, al igual que Alemania en el año 2005(9). En ambos casos se buscaba recrear el “espíritu auténtico” del pueblo africano y eso incluía traer personas autóctonas de la zona con el único objetivo de exhibirlos.


Fuente: P. BLANCHARD / Colección ACHAC / CNRS grupo de investigación


A pesar que la humanidad pareciera estar evolucionando a un ritmo acelerado, los actos de discriminación, racismo y la falta de equidad, siguen estando presentes en nuestra sociedad, haciendo que nos cuestionemos sobre verdaderamente qué tanto hemos aprendido del pasado.


Los zoológicos humanos son un ejemplo de racismo que ocurrió en el pasado y que continúa ocurriendo en el presente de diversas maneras alrededor el mundo. Sin lugar a duda una práctica reprochable que no se debe volver repetir bajo ningún contexto. Quizás no todos seamos iguales por fuera, no tengamos la misma cultura o costumbres, no importa si somos humanos o animales, pero eso no significa que tengamos que estar encerrados para la diversión de otros. Con la crisis que está atravesando el planeta y lo que ha ocurrido en la historia de la humanidad, debemos tomar conciencia y no repetir los errores del pasado. Es momento de ser más solidarios y respetar las diferencias, sintámonos orgullos de la diversidad y la riqueza cultural; todos hacemos parte del planeta tierra, tanto seres humanos como animales merecemos disfrutar de nuestra libertad y vivir en armonía.


Fuente: www.leslivresdejt.canalblog.com - El pueblo senegalés: Nancy 1909 - Los libros de Jérôme Thirolle


Autor: Jaime Hernández


Nota: Las opiniones vertidas son de exclusiva responsabilidad del autor

Fuente

1. 4. 5 Zoológicos humanos, el oscuro secreto de Europa https://culturacolectiva.com/historia/zoologicos-humanos-el-oscuro-secreto-racista-de-europa

2. 6. 7. 8 Zoológico humano https://es.wikipedia.org/wiki/Zool%C3%B3gico_humano

3. Zoológicos humanos https://afrofeminas.com/2019/02/24/zoologicos-humanos/

9. Los zoológicos humanos, el sinestro secreto racista que Europa quiere olvidar https://www.lavanguardia.com/cribeo/cultura/20171003/47420160364/los-zoologicos-humanos-el-sinestro-secreto-racista-que-europa-quiere-olvidar.html


PAISAJEO 2018 ®
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle