PACA DIGESTORA: Una alternativa revolucionaria para el aprovechamiento de residuos orgánicos.


Actualmente la generación de residuos sólidos urbanos en América Latina y el Caribe alcanzó un volumen histórico de 540.000 toneladas diarias y se espera que para el año 2050, la basura producida en la región, llegue a las 671.000 toneladas por día, según las estadísticas de la ONU.


Del 54% de los residuos sólidos que llegan a los botaderos de basura o rellenos sanitarios de países como Colombia, corresponden a material orgánico según informes del Banco Mundial. Residuos que no deberían acabar allí, debido a que su vida útil no ha finalizado y que podrían ser aprovechados de otra manera, mientras que en los botaderos de basura o rellenos sanitarios, esta clase de residuos acaban ocasionando gases contaminantes como el metano, que quedan acumulados en la atmósfera y son grandes contribuyentes del cambio climático.



Ante esta problemática han surgido diversas técnicas de compostaje, dentro de las cuales una de las más novedosas y revolucionaras es la denominada Paca Digestora; un sistema de prensado de residuos orgánicos que no produce malos olores ni contamina el suelo y el aire.


La paca digestora fue inventada por el colombiano Guillermo Silva Pérez, un tecnólogo ambiental y promotor del reciclaje orgánico saludable, quien entendió que la mejor forma de procesar residuos orgánicos se consigue prensándolos.



Una especie de lasaña que es una obra de arte en sí, en la que son superpuestas varias capas de material vegetal y orgánico, la cual es coronada por coloridos follajes verdes y de flores. Con la Paca digestora los residuos no se pudren, sino que se van fermentando.


Dentro de ella la presencia de oxígeno es mínima ya que el material orgánico es prensado, permitiendo el cultivo de microorganismos anaerobios e insectos recicladores, los cuales obtienen energía de los residuos y facilitan la descomposición sin contaminación.



Mediante esta técnica se logran procesar alrededor de media tonelada de residuos orgánicos, que anteriormente hubieran ido a parar al botadero de basura. La paca está compuesta en un cincuenta por ciento de residuos orgánicos como restos de frutas y verduras, estiércol animal, cáscaras de huevo y semillas; y otro cincuenta por ciento de residuos de jardín como ramas, hojarasca y hierba.



El tiempo de llenado de cada paca depende de la cantidad de residuos orgánicos y de material vegetal con que se llene. (Pueden ser horas, días o incluso un mes). Una vez conformada la paca, tardaría cerca de seis meses en convertirse en abono natural, momento en el cual estará listo para ser usado.


Las pacas digestoras se han convertido en una alternativa de aprovechamiento de residuos orgánicos, que cada vez toma más fuerza en diversas ciudades de Colombia y que está empezando a ser implementada en otros países con gran éxito. Es común encontrar los escultóricos volúmenes en zonas verdes y parques, en donde los vecinos se unen para aprovechar los residuos orgánicos que producen en sus casas, contribuyendo así con el medio ambiente y disminuyendo la cantidad de basura que llega hasta los rellenos sanitarios de nuestras ciudades.




COMO CONSTRUIR LA PACA DIGESTORA


La Paca Digestora puede ser construida de diversas formas geométricas pero la más común y eficiente es la cuadrada. Para construirla te indicaremos como puedes hacerlo.


Materiales


1. Fabricación del molde: Cuatro láminas de madera de un metro de largo por un metro de ancho.


4 Listones 3 x 6 x 50 cms de longitud.


1 libra de clavos de 2.5 pulgadas para unir la estructura.


También se puede hacer un molde de menor altura (alrededor de 40 cm), el cual a medida que se va llenando, la paca va subiendo.


Si bien el material mas usado para la construcción del molde es madera, pueden ser utilizados otros elementos, en donde lo importante es que sean rígidos y lisos en la cara interna, para que sea fácil ir subiéndolo a medida que la paca se va llenando (Ideal que el material sea recuperado).


2. Entre 100 y 200 kg de residuos orgánicos (vegetales y cárnicos, cocidos o crudos, así como estiércol animal).


3. Entre 100 y 200 kg de residuos de jardín (hojas secas y verdes, hierba, ramas).


4. Troncos y palos para colocar en la base de la paca.


5. Si es posible utlizar una balanza para pesar los residuos de jardín y los orgánicos para que sean equivalentes (50% de cada uno).