LA ARQUITECTURA MICROSCÓPICA DE LAS PLANTAS | MORFOLOGÍA




El universo es misterioso, nada se forma a partir de cero, la vida conocida en el planeta tierra tiene un origen que se remonta a un ancestro universal común. Este pariente es el antepasado único del cual evolucionaron plantas, animales, bacterias y microorganismos de todas las indoles (Mouritsen, 2005). Lo vivo, en su basta diversificación, es resultado de numerosas modificaciones celulares de sus predecesores. Las diferentes especies, producto de ese proceso, dependen unas de otras y del ecosistema que habitan para su correcto desarrollo (Garcia, J. et al., 2019). Así, el mundo vegetal cobra especial protagonismo ya que cuenta con una arquitectura microscópica que permite la evolución y supervivencia de gran parte de toda esta descendencia.



Árbol filogenético de la vida (Universidad Nacional Autónoma de Mexico, 2020)


La importancia de dicho mundo vegetal radica en la asombrosa calidad de los procesos biológicos que lleva a cabo y en la cantidad de especies que se benefician de ellos. En su arquitectura cada pieza cumple un papel fundamental y están sincronizadas de tal forma que cualquier alteración, por pequeña que sea, afecta todos sus procesos. Sin embargo, ante condiciones del exterior que pueden causar alteraciones negativas, estos organismos vegetales han desarrollado avanzadas capacidades de resiliencia y se someten a distintas transformaciones en procura de hacer permanecer su propia existencia. Por ejemplo, un árbol de especie x tiene la capacidad de interceptar material particulado, contribuyendo a mejorar la calidad del aire en una zona minera de Antioquia, lo logra haciendo uso de la forma de sus hojas lanceoladas y pequeñas. Esto, representa una ventaja frente a otras especies ya que sufre mínima oscilación a causa del viento y las partículas que reposan en superficie no son fácilmente removidas. Mientras que las hojas alargadas y delgadas son mas propensas a perder lo acumulado debido a la fluctuación, así como aquellas con forma de aguja, obovadas, lineales o elípticas (Donghui, H. et al., 2020).


Formas de las hojas. (Donghui, H. et al., 2020)


Adicionalmente, cuando el PM (material particulado) entra en contacto con la superficie de estas hojas, puede encontrarse con diferentes apéndices que lo retienen como una cama de vellosidad. Según distintas investigaciones éstos tienen mayor efectividad en el haz ,parte delantera de la hoja, que el envés, parte posterior de la misma (Donghui, H. et al., 2020).

Ahora bien, en el desarrollo de estos procesos microscopicos descontaminantes, hay elementos de la planta que se ven gravemente afectados, como los estomas y cloroplastos que son el camino conductor hacia la clorofila quien al estar expuesta al PM reduce su capacidad de sintetizarse y por ende la planta pierde capacidad de producir la energia minima necesaria para su bienestar. Sin embargo, buscando adaptarse el árbol disminuye el área foliar de sus hojas (Rai, 2016) lo que disminuirá tambien la cantidad de energia minima que debe producir para sobrevivir.


En otro ejemplo, cambiando de escala y contexto, un grupo de árboles urbanos localizado en un parque de Bogotá, usa su morfologia para organizarse de forma perpendicular a la dirección del viento lo que causa que el PM que choca con ellos se disperse y aumenten las direcciones de circulación haciendo que se disminuyan las concentraciones en un solo punto. Asimismo, la concentracion de dichas particulas disminuye en cuanto los árboles estan mas cerca unos de otros y cuando su distancia de los bordes de una avenida es mayor (Donghui, H. et al., 2020).


Lo anterior revela los impactos macro de trabajos micro que los individuos vegetales producen en los ecosistemas, dotandolos de cualidades beneficas para el desarrollo de distintas formas de vida.


Texto: Luz Catalina Gonzalez



Refrencias


Donghui Han, Hailong Shen, Wenbiao Duan, L. C. (2020). A review on particulate matter removal capacity by urban forests at different scales.


ELSEVIER. https://doi.org/https://doi.org/10.1016/j.ufug.2019.126565


Garcia-Fernandez Jordi Bueno David. (2019). El embrión inconformista. In Universidad de Barcelona (Universida).


Mouritsen, O. G. (2005). Life – as a matter de fat: the emerging science de lipidomics. Universidad Del Sur de Dinamarca. https://doi.org/10.1016/j.cmet.2009.03.011


Rai, P. K. (2016). Impacts of particulate matter pollution on plants: Implications for environmental biomonitoring. Ecotoxicology and Environmental Safety, 129, 120–136. https://doi.org/10.1016/j.ecoenv.2016.03.012


Universidad Ncional Autonoma de Mexico. (2020). Programa de biologia. Colegio de Ciencias y Humanidades. https://www.wiki.cch.unam.mx/Tema_3._Diversidad_de_los_sistemas_biológicos.


PAISAJEO 2018 ®
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle