DISEÑO DE PROCESOS BIODIVERSOS EN LA PLANEACION TERRITORIAL



El ecosistema paramuno y el ecosistema urbano desde una perspectiva socio ecológica



El desarrollo territorial en Colombia se ha basado mayormente una economía productiva, donde la planeación territorial se ha definido por un desarrollo que promueve el aprovechamiento de los recursos naturales desde modelos de extractivismo y urbanización que promueve el desarrollo de infraestructuras artificiales además de un fenómeno de concentración de instrumentos de planeación en las ciudades. De este modo el planeamiento de los territorios es entendido como un modelo económico que favorece el mercado del suelo exponiendo al exterminio las capacidades socio ecológicas de los territorios, lo que se evidencia principalmente en la pérdida de biodiversidad y el alineamiento de la planificación urbana y modelos de conservación ecosistémica aislados en aspectos físicos, normativos y por lo tanto alterando la coexistencia entre especies humanas y no humanas.


La globalización ha representado una de las presiones más relevantes en términos de crecimientos económicos en países Latino Americanos. En Colombia, como lo afirma el Instituto Von Alexander Humboldt gran parte de la economía agraria colombiana ha estado definida por la producción de bienes de consumo, direccionados a cumplir los intereses de consumo extranjeros.


Paralelo a estas condiciones Colombia, cuenta con una historia de transformaciones territoriales y localización de asentamientos humanos caracterizado por un conflicto armado, lo que ha representado una tendencia creciente de continuos re asentamiento llamado ̈desplazamiento forzado ̈concentrados en su mayoría en las periferias de los principales centros urbanos del país, reconocidos por tener los niveles de pobreza y desempleo más altos en las ciudades y a su vez una capacidad de adaptabilidad y gestión del suelo desde el activismo han sido comúnmente denominados como sectores marginados.


Dicha perspectiva alrededor del concepto de marginalidad considera que los campesinos que emigran a la ciudad no tienen posibilidades de adaptarse a ésta y al modo de vida que les ofrece, lo cual genera su aislamiento que, a su vez, empieza a configurar un modo de vida basado en la desorganización social, la apatía y el individualismo, impidiéndoles aprovechar las posibilidades y oportunidades que la sociedad les ofrece, siendo así marginados del desarrollo y las oportunidades que la ciudad brinda. (C.Torres,2009)


La continua transformación de los ecosistemas está directamente relacionada con la continua transformación de los modos de vida de quienes lo habitan, principalmente de los humanos quienes tienen una capacidad amplia de manipulación de la tierra, gracias a las innovaciones tecnológicas e industriales y a los intereses económicos que muchas veces desconocen los valores ambientales de los cuales pueden estar beneficiados más allá de un concepto de servicios eco-sistémicos.


Embalse cuenca Tunjuelito / vista desde Ciudas Bolivar hacia el curso de la cuenca del río


El fin de la planificación territorial antropocéntrica


La noción de que lo humano debe dominar la naturaleza surge directamente de la dominación de lo humano por lo humano... Pero no fue hasta que la relación orgánica de la comunidad... se disolvió en las relaciones de mercado que el planeta mismo se redujo a un recurso para explotación ̈.


Murray Bookchin. 1965


El ser humano ha determinado un límite donde se enajenada de su propia naturaleza, estableciendo así un fenómeno semejante a humano vs naturaleza. Esto definido como la principal comprensión de la transformación territorial se caracteriza por la era del Antropoceno, que ha modificado el territorio para tener control de los procesos que ocurren en él y proporcionar beneficios lineales para los estándares de las mercancías humanas. Tal interferencia humana en los sistemas naturales ha significado la transformación de comportamientos y relaciones entre múltiples grupos de especies vegetales y animales, lo que hoy representa la causa de los procesos de depredación de los territorios. (E. Ehlers, T. Krafft. 2005)


De acuerdo con lo anterior, se establecen criterios de aproximación conceptual y territorial que permitan dentro de un caso ilustrativo, poner en evidencia, las implicaciones de tener o no en cuenta la biodiversidad como una herramienta de planificación territorial.


Interacciones biológicas típicas del Páramo. La polinización entre la abeja y el frailejón


Enajenación urbanística


Colombia es el segundo país más biodiverso del mundo (IAv.Humboldt. 2019), gracias a una riqueza geográfica que le permite albergar especies endémicas y ser un corredor de emigración de múltiples especies, además de tener una historia de transformación social que da lugar a continuas alteraciones de los procesos naturales en su territorio antropizado.


Pero en Colombia en sus modelos de planificación territorial, también atenta contra su propia naturaleza, como lo es el caso de la capital, esta biodiversidad ha sido ignorada, y a pesar de que se reconozcan especies, se realicen inventarios o reconocimientos sectoriales de la diversidad biológica, estos esfuerzos siguen siendo interpretados como indicadores,haciendo de Bogotá una de las ciudades con altos índices de contaminación que en los últimos cinco años ha estado repetidamente en alerta amarilla por los niveles de contaminación. Una ciudad que se define entre la cordillera de los Andes y el río Bogotá, dentro de la cuenca del río Magdalena, alberga sus montañas, que dentro de la planificación de las ciudades se están delimitando y protegiendo de integraciones con la ciudad.




Alienación de la planificación territorial


Dicha alienación ha negado la naturaleza de su propio asentamiento tanto como para olvidar que la ciudad de Bogotá colinda con el Páramo más grande del mundo y a su vez se ve beneficiada de los procesos ecológicos generados por este y la biodiversidad que interactúa o se altera por los procesos generados en el desarrollo urbano de la ciudad.


Es por ello, que la presente investigación expone las capacidades socioecológicas de uno de los ecosistemas más importantes del mundo, ¨El ecosistema paramuno¨ específicamente el Páramo de Sumapaz, no solo por su relevancia en producción hídrica si no por su extensión, localización, y nodo de interacciones sociales, culturales y biológicas. Lo que sugiere herramientas de restauración tanto ecosistémicas como restauración a una escala que se sitúa en una actualización de los instrumentos de planificación territorial.


La responsabilidad urbana en los procesos socio ecológicos


Bogotá como caso ilustrativo supera los 7 millones de habitantes en su área urbana y aproximadamente 8 millones de habitantes contando sus áreas rurales, sus complejidades se sitúan en aspectos sociales, económicos y ambientales, como la mayoría de los casos de los territorios Colombiano, aunque, en el caso específico de Bogotá hay un modelo de contención establecido por sus límites; montañas y cordilleras,(Ecosistemas de diversas implicaciones ambientales) y una periferia de asentamientos humanos diversos, donde adicionalmente nace la infraestructura hídrica definida por la cuenca del rio magdalena, y completa la infraestructura ecológica principal de la ciudad.



El aislamiento como protección


La estructura ecológica de Bogotá desde su propio concepto se relaciona con una estructura aislada de los procesos del medio natural en el que se encuentra, identificado bajo un modelo de protección llamado Zonas de Manejo y Protección Ambiental, que en su mayoría definen los cursos de los ríos urbanos. Así como parques, humedales y otras zonas verdes, aisladas entre ellas.


La estructura ecológica de Bogotá está representada dentro del área urbana principalmente por los ríos urbanos, que son los que actúan como canales de agua de lluvia, que a lo largo de ellos cont